La prueba del mal de ojo.

Es cierto que sufrir de un mal de ojo es algo muy común y muy muy fácil por eso estamos aquí para explicarte el método más fiable, para saber si sufres mal de ojo.

Esta prueba es muy fácil y podéis hasta practicársela a vuestros hijos de cualquier edad, debido a su sencillez.

el mal de ojo 2 300x129 La prueba del mal de ojo.

Vas a necesitar:

- Un recipiente de cristal redondo transparente, puede servir un cuenco o una ensaladera de cristal.

-Medio vaso de aceite de oliva virgen. (El aceite debe de ser colocado dentro de un vaso con la boca lo suficientemente ancha como para mojar la punta de los dedos).

Pasos a seguir:

- Colocas agua en temperatura ambiente en el recipiente de cristal.

-Con la mano izquierda insertas el dedo índice y le haces la señal de a cruz tres veces seguidas.

- Ahora la persona que creemos que ha sido afectada por el mal de ojo debe de colocar la punta de los dedos de la mano derecha ligeramente en el aceite. Solo es necesario que se mojen las yemas de los dedos ligeramente.

-Dejamos que el sobrante de aceite caiga en el vaso.

- La persona afectada coloca la mano boca abajo sobre el recipiente de cristal y deja caer las 3 o 4 cuatro primeras gotas.

El Resultado:

Si las gotas al caer se esparcen, como si se disolvieran es que la persona que ha realizado la prueba sufre o padece de mal de ojo.

Si las gotas de aceite se quedan intactas y compactas no tienes que preocuparte no hay mal de ojo aparente.

Imagen: mensajesdelcielo.net

 

 

Advertisement

No comments.

Leave a Reply

Security Code: